ARTÍCULOS

  
Fisioterapia y lesión medular

 

 

 

 

FISIOTERAPIA EN LAS LESIONES MEDULARES

 

 

 

La medula forma parte del SNC, es transmisor de impulsos y mensajes desde el cerebro a todo el cuerpo y viceversa. Participa de funciones vitales como el control de  la respiración, el mantenimiento de la postura, el control de esfínteres etc.

 

Por tanto el lesionado medular es un enfermo grave que precisa un equipo multidisciplinar para su tratamiento y un centro especializado que atienda sus necesidades funcionales, psicológicas y sociales desde el mismo momento que se produce la lesión hasta que es dado de alta hospitalaria.

 

Las tetraplégias provocan prácticamente siempre insuficiencia respiratoria de gravedad variable según el nivel de la lesión. Con afectación en mayor o menor medida de los segmentos medulares que inervan los músculos respiratorios.

 

Las lesiones medulares por encima de C4 re          quieren siempre la utilización de  ventilación asistida.

 

En lesiones medulares más bajas, por debajo de C4 mantienen la respiración diafragmática pero la afectación del resto de la musculatura respiratoria provocará un cuadro de insuficiencia respiratoria de tipo restrictivo. Es por ello imprescindible la fisioterapia respiratoria. Además de la administración de oxigeno, aspiración de secreciones y humidificación ambiental.  

 

Otras complicaciones asociadas a la lesión medular son: urinarias, gastrointestinales, cardiovasculares...

 

En general la reeducación del lesionado medular ha de ser mucho más funcional que analítica. La duración es variable, a veces las complicaciones pueden prolongarla muchos meses.

 

Los objetivo desde el primer momento van a ser: tratar y evitar la insuficiencia respiratoria, evitar retracciones, prevenir la espasticidad, luchar contra la inmovilidad y evitar la atrofia de los músculos que no han sido dañados tras la lesión.

 

 

 

La cinesiterapia respiratoria asiste las fases de la respiración. El músculo más importante para le respiración es el diafragma. Su contracción se facilita en sedestación  por el peso de las vísceras, favoreciendo la inspiración. Mientras que en posición acostada, al empujar las vísceras hacia arriba, favorece la espiración.

 

 

Se realizaran técnicas de desobstrucción, movilizaciones torácicas pasivas, movilización activa del diafragma; cuando se advierta inicio de contracción. Respirar dilatando la región epigástrica y respirar contra resistencia, manual o con cinturón elástico. Utilizaremos los diferentes decúbitos primero para favorecer la contracción muscular y después para reforzarla. Se desarrollaran los músculos inspiratorios costales; escálenos, intercostales, serrato mayor... Se fortalecen los abdominales sino están afectados.

 

Los intercostales, realizan la expansión lateral del tórax. Se harán inspiraciones profundas y movilización de las costillas contra resistencia lateral manual o elástica. Esta reeducación se hará después de la del diafragma o cuando este, no va a recuperarse. Se evitara poner en juego los músculos accesorios del cuello.

 

Favorecemos la fase espiratoria utilizando posturas de drenaje  en los diferentes decúbitos, en posición de trendelemburg  y favoreciendo la musculatura abdominal.

 

Mediante  presiones, vibraciones y clapping desprendemos, movilizamos y expulsamos las secreciones.

 

En fase inicial es importante la correcta colocación del paciente en cama, para evitar deformidades y la aparición de la espasticidad.

 

Colocación de las extremidades superiores

 

-         Hombro en ligera abducción.

-         Antebrazo en extensión.

-         Muñeca en flexión dorsal de hasta 45º

-         Articulación metacarpo-falángica en flexión de 90º

-         Pulgar en oposición.

 

 

 

 

 

Colocación de las extremidades inferiores

 

-         Cadera en extensión y abducción de 20-30º

-         Rodilla en extensión.

-         Tobillo posición neutra (90º)

 

Cinesiterapia pasiva

 

Se realizaran movilizaciones pasivas de todas las articulaciones situadas por debajo de la lesión. De forma suave, lenta y progresiva, sin forzar el rango articular. Cuyos objetivos son:

 

-         Mantener la amplitud articular.

-         Evitar la aparición de anquilosis (rigidez)

-         Facilitación de la circulación.

 

Cinesiterapia activa

 

Se realizaran movilizaciones activas de todos los segmentos situados por encima de la lesión que están por tanto indemnes. Siendo sus objetivos:

 

-         Evitar el desuso

-         Fortalecer e hipertrofiar la musculatura de las extremidades superiores para compensar las inferiores. Facilitando así los volteos en la cama y las transferencias para poder realizar mejor y de manera más independiente las actividades de la vida diaria. Trabajando:

-         Musculatura de la cintura escapular.

-         Flexores y extensores del antebrazo

-         Supinadores y pronadores, músculos de la muñeca y dedos.

-         Abdominales, dorsal ancho

-         Cuadrado lumbar y espinales

 

 

Fase de sedestación

 

Se inicia de forma lenta y progresiva. Aumentando poco a poco tanto los grados de elevación de la cama como el tiempo que permanecerá en esta posición. Para pasar a continuación y cuando sea posible a la silla de ruedas y bipedestación.

 

 

 

Fase de incorporación al gimnasio

 

Se continua con la cinesiterapia tanto pasiva como activa; así como con la cinesiterapia respiratoria en los casos que sea necesaria. Iniciamos la puesta del paciente en el plano inclinado de forma progresiva como preparación a la bipedestación y marcha si esta es posible por el nivel de la lesión.

 

Empezaremos a trabajar ejercicios de equilibrio. Sentado en colchoneta frente a un espejo, proyecta los brazos hacia los lados, adelante y arriba. Cuando el equilibrio es aceptable se practica sin espejo. Así como ejercicios de estabilización (Kabat).

 

Potenciación muscular

 

De la musculatura situada por encima de la lesión (indemne), con poleas, pesas, balones terapéuticos, autoasistidos.

 

En algunos casos, de la musculatura afectada por la lesión, con electroestimulación.

 

Movilizaciones y flexibilidad

 

Dependiendo del nivel de la lesión, se realizaran ejercicios de reptación y volteo. Ejercicios flexibilizantes de tronco en colchoneta. Así como tratamientos posturales, antiedema, estiramientos y tracciones.

 

 

Bipedestación y marcha

 

La bipedestación es fundamental por su incidencia a nivel óseo, evitando la aparición de osteoporosis. Mejora el peristaltismo intestinal, facilitando la función evacuatoria y mejorando la eliminación de orina.

 

El tipo de marcha, pendular o semipendular y la elección de aparatos dependerá del nivel de la lesión fundamentalmente y también de la edad y las características del paciente.

 

Será necesario un fortalecimiento muscular específico:

 

-         Hipertrofia de los miembros superiores

-         Extensores del tronco en bipedestación

-         Elevación de la pelvis contrarresistencia

     Se inicia en las barras paralelas

 

Las lesiones medulares bajas, por debajo de L4, permiten la marcha con aparatos cortos y bloqueo de rodilla. Pudiendo subir y bajar escaleras y también prescindir de la silla de ruedas.

 

En lesiones medulares de D12-L4, la marcha puede realizarse con aparatos largos de marcha y bloqueo de rodilla. Es posible subir y bajar escaleras y la silla de ruedas es necesaria.

 

En lesiones medulares más altas, dorsales. La silla de ruedas es imprescindible, al menos, parte del tiempo, pues la marcha es muy dificultosa.

 

En lesiones medulares cervicales  suele ser necesaria la silla de  ruedas autopropulsada o bien eléctrica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

                                                                           Marisol Pomar Loriente

                                                                           Nº de colegiado.: 2.677

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CHANUSSOT J.C.: Kinésitérapie bilan respiratoire et technologie de base. Paris. Masson, 1988

 

AUGE R.: La Kinésithérapie respiratoire en practique courante. París. Maloine 2ª éd. 1981

 

DIZIAN A. M., PLAS-BOUREYM.: Reeducación respiratoira-bases practiques et applications thérapeutiques. París. Masson, 2ª ed. 1983

 

HUBER J.: Mobilisations du thorax-kinesiterapie respiratoria. T.2 Charleroi, E.M.C éd., 1989

 

LACERT P.: Rééducation des paraplégiques. París, E.S.F., 1978

 

MINAIRE P.: Paraplégie y tétraplégie. París, Masson, 2ª éd. 1982

 

PERRIN Ph., LESTIENNE. F.: Mécanismes de l,équilibration humaine, exploration, fonctionnelle, application au sport et a la rééducation. París, Masson, 1994

Recomienda este artículo a un amigo

Volver al Menú